«Pánico.
Abres la boca. La abres tanto que incluso te crujen las mandíbulas. Ordenas a los pulmones que cojan aire, ahora, necesitas aire, lo necesitas ahora. Pero tus vías respiratorias te ignoran. Se colapsan, se estrechan, se aprietan, y de repente te encuentras respirando a través de una pajita de refresco. La boca se cierra y frunces los labios, y lo único que consigues articular es un grito ahogado. Las manos se agitan y tiemblan. En algún lugar se ha roto una presa y el sudor frío te inunda, te empapa tu cuerpo. Quieres gritar. Lo harías si pudieses. Pero para gritar necesitas respirar. Pánico.»

Khaled hosseini describe así un «ataque de pánico» en su libro Cometas en el cielo. ¿Qué os ha parecido? A mí me parece una de las descripciones más realistas que he leído. Y quienes lo hayan sufrido saben de lo que habla. Y la foto, El grito, de Munch, que refleja ese ahogo, esa percepción alterada, esa realidad distorsionada.

Con tanto malestar como provoca estos «ataques», es difícil de creer que son absolutamente controlables, provocando su disminución tanto en intensidad como en frecuencia hasta su total desaparición, en pocas sesiones. Mi último caso se resolvió en solo 2 sesiones. Con las herramientas concretas y la motivación necesaria, es muy fácil.

 

Desde el Área de Educación del Ayuntamiento de Málaga se ofertan diferentes Programas Educativos, para los colegios de nuestra ciudad. Estos programas son talleres, impartidos por diferentes profesionales, en los que no existen costes para el colegio.

Hace unos meses, mi compañera Elena y yo nos comprometimos con la Educación de nuestra ciudad. El ayuntamiento nos dio la oportunidad y hemos hecho algo.

Hemos creado un Taller de Autoestima para impartir al alumnado de los colegios, sin coste alguno para los coles. Se pueden inscribir en la oferta desde el día 11 de Septiembre al 22 de Septiembre. Los diez primeros colegios que se inscriban serán los que disfruten del taller. Las plazas son limitadas.

Taller de Autoestima

Estamos muy ilusionadas con este proyecto y con el efecto que creará en los niños y niñas de Primaria.
¡Recuerda que las inscripciones son del 11 al 22 de Septiembre! Avisa a tu centro escolar 😃🔊
. . .
Todos los Programas Educativos aquí: http://educacion.malaga.eu/portal/menu/seccion_0011/secciones/subSeccion_0005

Los 6 reinos

«Según la mitología budista se habla de que coexisten seis reinos o mundos. Son seis reinos de existencia que corresponden respectivamente a los dioses, semidioses, los humanos, los habitantes de los infiernos, los animales y los espíritus hambrientos. Cada uno de ellos resulta de una de las seis principales emociones negativas: orgullo, envidia, deseo, ignorancia, codicia e ira.

En nuestra sociedad esta mitología nos suena fantasiosa, desconectada de nuestra realidad, pero, ¿cómo podemos comprobar la no existencia de estos mundos? Estos mundos son metafóricos para entender cómo nuestras emociones negativas crean reinos enteros alrededor de nosotros y definan el estilo, la forma, el sabor y el contexto de nuestra vida en estos reinos […]. Y existen también en nuestro interior las distintas semillas de cada reino, siempre dispuestas a germinar y a crecer según lo que influya en ellas el modo en que decidamos vivir.

Por otra parte, otra visión occidental que tenemos de entender estos mundos es verlos como estados mentales donde ciertas emociones son extremas o dominantes. Son como estados psicológicos «somos lo que pensamos» y así construimos el mundo.

Los 6 reinos: estados mentales

Las características de cada uno de los seis reinos de existencia son éstas: El mundo de los dioses, “Deva”: son bellos, gozan de larga vida y son ricos en felicidad permanente y por ello hay una absoluto desconocimiento del sufrimiento, se dejan llevar por la pereza, este mundo se caracteriza por ser un mundo ocioso y anestesiado del dolor, donde todo es perfecto y se dedican a “surfear”, divertirse. Los maestros plantean esta forma de vivir como una forma de adormecer el cerebro y el alma, ya que vivir así no requiere ningún esfuerzo y al no haber conciencia del dolor ni del sufrimiento no hay necesidad de evolución.

Después encontramos el segundo mundo, el de los “Asura”. Los semidioses. Éstos están ciegos por la envidia, dominados por el orgullo y la codicia, y no admiten la superioridad de los Deba (los dioses). Por ello siempre están preparados para combatir, para poder obtener un mejor lugar o la satisfacción de sus deseos. Se les representa con rasgos de combatientes armados con arco y flecha, a veces con el cuerpo ensangrentado e incluso mutilado. La simbología de este mundo violento es la del combate por la satisfacción de los deseos. De hecho en sus propios reinos se disputan los territorios y luchan y pelean entre ellos continuamente a causa de sus desacuerdos. Este reino está impregnado también de sufrimiento.

El tercer mundo es el nuestro, el de los humanos. Los humanos no entienden nada de lo que pasa ni tampoco el sentido de la vida, del samsara ni del karma, razón por la que siempre están intentando a conseguir algo y, por supuesto siempre en el exterior de ellos mismos. Los humanos están fascinados por los millones de reflejos del mundo de Mara y pasan el tiempo corriendo tras ellos y vagabundeando. Pero aun así, los maestros consideran que es la vida humana la más valiosa que las demás. Por el hecho de tener conciencia e inteligencia y a diferencia del mundo de los dioses, el sufrimiento es el detonador de una búsqueda de transformación espiritual: gracias a ello y a nuestro deseo de aliviar nuestro sufrimiento, que podemos desarrollar todo nuestro potencial, ahora oscurecido.

Para ello tenemos que conocer cómo es nuestra mente, familiarizarnos con ella, para darnos cuenta de que no es permanente ni independiente, que no tiene existencia intrínseca. Somos responsables del estado de nuestra mente y por ello, podemos cambiar.

En los otros tres reinos siguientes los nacimientos son más dolorosos. Son los reinos inferiores. En primer lugar, está el infierno que encierra a los seres que cometen actos verdaderamente nocivos para la humanidad. La causa de nacer allí son las acciones hechas con odio y su renacimiento es uno de los peores. Se dice incluso que nunca saldrán de ese infierno.

Después están los animales, el mundo de los animales: dominados por la sexualidad o por la ignorancia y reducidos a sus instintos primarios.

Y por último están los Espíritus Hambrientos o también llamados Pretas, se describen como criaturas parecidas a los humanos, con largas gargantas que son tan estrechas y están tan en carne viva que el tragar produce un dolor insoportable. Sus grandes vientres distendidos son incapaces de digerir ningún tipo de alimento y los intentos de gratificarse sólo producen un hambre más intensa. Los Espíritus Hambrientos no pueden disfrutar de las experiencias de la vida cotidiana. Son seres que están privados del disfrute material y físico, siempre están buscando comida, con esas bocas tan pequeñas, del tamaño del ojo de una aguja, y por ello, condenados a no poder engullir nada sólido. Su esófago está totalmente contraído, y a pesar de ello siempre tienen apetito, por ello siempre están frustrados e insatisfechos. Arden de hambre hasta tal punto que en las imágenes se les ve escupir fuego: su interior está en llamas. Sin embargo, los pretas generalmente son considerados como seres dignos de compasión. Así, en algunos monasterios budistas, los monjes les dejan comida, dinero o flores antes de las comidas».

Texto extraído de Espíritus Hambrientos en una sociedad voraz. Un enfoque gestático de los desórdenes alimentarios.Mariona Ribas. AETG 2014.

Estos reinos coexisten dentro de nosotros, crean realidades, son emociones que conforman y determinan nuestra personalidad y con ello nuestra visión del mundo. Qué emoción alimentas más? Cuál de estos 6 reinos se hace más poderoso en tu interior?

Y recuerda que gracias a nuestro deseo de aliviar nuestro sufrimiento, podemos desarrollar todo nuestro potencial.

Cuando una persona decide que no quiere vivir

En estos días me ha sido imposible no plantearme un tema importante cada vez más candente en nuestra sociedad: el suicidio. Las noticias sobre suicidios, Blesa, Chester Bennington (vocalista de la banda de rock Linkin Park) y gente anónima que, según las estadísticas, en España asciende a 10 personas las que deciden terminar con su vida diariamente. Si hablamos del mundo, cada 40 segundos alguien decide terminar con su vida. Si el suicidio es la principal causa de muerte en el mundo, por encima de accidentes de tráfico, qué pasa en/con la humanidad?

Según la OMS, en Europa cada año mueren 58.000 ciudadanos por suicidio, 7.000 más que por accidentes de automóvil.

20170728_122615

 

Continuar leyendo «Cuando una persona decide que no quiere vivir»

Pastillas o terapia?

Depresión y ansiedad, se lleva el 35% del presupuesto sanitario en España, por encima del presupuesto destinado a las enfermedades del corazón (33%) que son la principal causa de muerte en España. Cómo es que invertimos más en depresión y ansiedad que en la principal causa de muerte? La respuesta son las pastillas. Esa es la razón: los antidepresivos y los ansiolíticos tienen un alto coste económico.

Además, las pastillas no nos enseñan a disminuir la ansiedad, a conciliar el sueño ni a mejorar nuestro estado de ánimo. Los propios consumidores de estos fármacos lo corroboran «es que con las pastillas me da la sensación que enmascaro el problema real». Y no van del todo desencaminados, si sufres problemas para dormir, hay que aprender técnicas de relajación ya que si damos pastillas, al principio dormiremos pero acabaremos habituándonos a la dosis y tendremos que aumentarla para conseguir dormir algo. No estoy disminuyendo la eficacia de los fármacos, pero si estoy en contra de que sólo se consuma fármaco para tratar este tipo de problemáticas. Y ahora os cuento por qué.

El proyecto Psicap es un proyecto dónde se realiza terapia psicológica en atención primaria. Se encarga de medir el efecto que tiene las pastillas y lo comparan con el efecto que tiene la terapia psicológica. Los resultados son impactantes: el 72% de los pacientes que acuden a terapia se recuperan, frente al 24% que se recuperan con pastillas. Lo mejor de todo, en tan sólo 7 sesiones! Nada de terapias prolongadas en el tiempo las cuales pueden elevar el coste del tratamiento. Sólo 7 sesiones son suficientes para obtener buenos resultados. En las comunidades autónomas donde el programa Psicap está llevándose a cabo ya se ha reducido un tercio el gasto en salud mental.

Si queréis saber más sobre el tema:

https://plataformaappi.wordpress.com/2017/03/05/psicap-la-intervencion-psicologica-en-primaria-mas-eficaz-que-el-tratamiento-habitual/

http://www.elcorreo.com/bizkaia/sociedad/201705/22/sanidad-ensaya-psicoterapia-grupal-20170522200550.html

Cicatrices

“No intentes enterrar el dolor: se extenderá a través de la tierra, bajo tus pies; se filtrará en el agua que hayas de beber y te envenenará la sangre. Las heridas se cierran, pero siempre quedan cicatrices más o menos visibles que volverán a molestar cuando cambie el tiempo, recordándote en la piel su existencia y con ella el golpe que las originó […]. No hay tierra nueva ni mar nuevo, la vida que has malogrado malograda queda en cualquier parte del mundo”. Porque esas cicatrices te recordarán, qué es lo que te daña. (Texto extraído de Beatriz y los cuerpos celestes. Etxebarría 1998).

kruger-1198598_640

Y esas cicatrices, aunque duelan, te harán más fuerte. Porque sanarán, porque siempre las heridas se hacen cicatrices que de vez en cuando molestan. Pero cicatrizarán. O acaso crees que el león con la cara llena de cicatrices, no aprendió qué puede dañarlo? Y sabiendo cuál es el animal que tiene una zarpa que pueda hacerle daño, decidirá libremente si quiere o no enfrentarse a él y por supuesto, la estrategia que debe usar para no resultar herido de muerte? Esta es nuestra condición, aprender, aprender y seguir aprendiendo.

Y si caemos veinte veces en la misma piedra, no te flageles, es porque aún no hemos aprendido lo suficiente y la vida te da otra oportunidad para hacerlo. No es tu responsabilidad que te hieran, pero como el león, debes aprender qué daña y tu estrategia para no morir. Porque siempre la hay.

Destino o elección?

Nacemos determinados (hay incluso quien lo llama destino). Podríamos haber nacido en otra casa, en otro país. Podríamos haber sido más o menos ricos, más o menos queridos. El sitio a donde fuimos a parar, las personas que nos criaron, las enseñanzas que nos transmitieron, la percepción de nuestra persona que nos hicieron admitir, el afecto que nos profesaron…Eso nos marca.

Pero entiendo que, aunque nacemos con unas cartas dadas está en nuestra mano cómo jugarlas […]. A fin de cuentas todos somos una parte de un todo mucho más grande que nos integra, todos llevamos dentro el caos y el orden, la creación y la destrucción. Todos somos al mismo tiempo víctimas y responsables de nuestra propia vida. Para lo bueno y para lo malo, todas las sendas de lo posible están abiertas a los pasos de lo real. Pero hay que ser muy sabio para saber todos los caminos que se abren a nuestro paso y aún más audaz para trazar un itinerario.

Y tu, qué tipo eres? De quienes prefieren aceptar lo impuesto o los que prefieren decidir aquello que quieren que en su vida aparezca?

big bang

Pero, quién soy yo?

atrévete con algo diferente (1)

Nuestra identidad es el vestido con el que nos presentamos a nuestra audiencia, uno de cuyos miembros más relevantes somos nosotros mismos. Tenemos un fondo de armario constituido por el conjunto de vestidos que nos podemos poner. Pero estamos tan habituados a llevar siempre la misma clase de prendas que ni siquiera consideramos la posibilidad de ponernos otra cosa, a pesar de que en nuestro armario haya trajes de cualquier tipo. En el fondo, estamos a gusto con los gastados vaqueros que llevamos únicamente porque son muy resistentes, aunque no los consideremos en absoluto elegantes, o con la insoportable falda estrecha, que nos ponemos porque sirve como una especie de uniforme de trabajo, aunque es demasiado incómoda. Cada día cogemos la misma prenda y nos la ponemos, pero el fondo de armario sigue ahí, esperando el día en que decidamos cambiar, ponernos una ropa más atrevida, más elegante, más clásica, más formal…Esperando, en fín, el momento en que decidamos ponernos otra prenda y comprobar que el nuevo vestido sienta bien.

Jesús García-Martínez

Ese es mi trabajo y así me gusta hacerlo, conseguir que la persona se acabe viendo con una perspectiva diferente a la que tenía en un principio, alguien quien pueda vestirse con un vestido diferente, comprar ropa nueva o quien sabe, incluso hacer un vestidor nuevo.

Por qué a mí?

worried-girl-413690_1920

Si estás pasando por la experiencia de una pérdida o un desamor, ya sabes de lo que hablo. Aún no te lo crees. Estás sin energía, como si te hubieran robado tu vida, tu esencia. Además, la gente de tu alrededor quiere ayudarte (aunque no encuentren la manera óptima de hacerlo) y la frase que más emplean es «Ya pasará», pero a tí lo único que se te pasa por la cabeza es «Ya, pero cuándo? Yo quiero que ésto pase ya!». Superar las rupturas lleva su ritmo, ir superando las dificultades que se presentan en cada etapa. Y no, no hay una varita mágica con la que podamos hacer que el tiempo (y el dolor) pasen más rápido. Sólo podemos aprovechar el tiempo para que durante ese tiempo, el sufrimiento sea mínimo y el aprendizaje sea máximo. Potenciarte y re-encontrarte.

Continuar leyendo «Por qué a mí?»

Terapia para revertir homosexuales

La homosexualidad dejó de ser considerada trastorno mental allá por el 1973. El colectivo de LGBT (lesbianas, gays, bisexuales y personas transexuales) no sabían lo que aún les quedaba por luchar. Casi 50 años después aún hay quien sigue considerándolos enfermos mentales o pecadores. Y si no, por qué una campaña en el que explicitan que estamos siendo engañados por ellos?

No creo que la polémica se haya reabierto ahora con el bus de Hazte Oir: «Los niños tienen pene. Las niñas tienen vuelva. Que no te engañen». Lo que sí creo que nuestro deber como miembro de esta sociedad es hacernos oir, como bien proclama el título de esta campaña. Y no vengo aquí a exponer mi opinión, sino a dejar datos históricos que demuestran la desfachatez de la campaña publicitaria.

Continuar leyendo «Terapia para revertir homosexuales»