¿Cómo se forma el ego?

El ego se va formando en nuestra infancia como una máscara que nos defiende y nos protege del dolor

El ego es la parte de la personalidad que resulta de la adaptación al medio, a nuestro entorno. Por tanto, nuestra personalidad viene en parte condicionada por los genes, el temperamento, y en parte condicionada por cómo podemos desenvolvernos en el entorno donde crecemos (las investigaciones lo sitúan en torno al 50%-50% de influencia).

Continuar leyendo «¿Cómo se forma el ego?»

Mitos de la Terapia Psicológica. Que no puedes esperar si te estás planteando ir a terapia.

Desde que la Psicología inició la andadura en la sociedad, son muchas las ideas equivocadas que rondan las cabezas con respecto a lo que te dirá la psicóloga en la consulta.

Hoy quiero desmontar algunos mitos, principalmente aquellos que tratan de buscar consejos o acuden a consulta para saber su futuro. No somos tarotistas, no leemos el futuro, no aconsejamos (generalmente), no damos nuestra opinión personal, no nos metemos en estas movidas. Si no, lxs psicólogxs seríamos humanos con vidas perfectas y sin problemas. Y esto, también es un mito.

No, lxs psicólogxs no tenemos vidas perfectas. Creer esto es un mito.

Continuar leyendo «Mitos de la Terapia Psicológica. Que no puedes esperar si te estás planteando ir a terapia.»

Cosas que hace la gente feliz

En los últimos años, las investigaciones sobre la búsqueda de la felicidad han pasado de interesarse por aquello que no tienes que hacer a interesarse por lo que sí hay que hacer, es decir, han cambiado el foco de estudio a lo que hace la gente feliz y que parece que funciona para mantener esa actitud ante la vida. De hecho cuando hablamos de felicidad no nos referimos a un estado ideal de felicidad plena e inamovible, ésto es imposible ya que la felicidad no es una meta que alcanzar, sino más bien crear ACTITUD frente a la vida, de que ocurra lo que ocurra, tienes buenos recursos para enfrentarte a ella.

Cosas que hace la gente feliz

En este artículo nos referimos a eso, a los recursos que ponen en marcha las personas felices que les ayuda a vivir mejor y sobretodo, para estar prevenidos, tener una especie de escudo con el que combatir las desavenencias de la vida.

  1. Eligen de quién se rodean. Las personas nos influenciamos unas a otras, por tanto no es sorprendente que la gente feliz tenga más relaciones positivas, esas que te dan un chute de energía o con quienes pueden sentirse querido. Al fín y al cabo nuestros amigos nos ayudan a cumplir nuestros sueños y objetivos.
    people-2567915_1920
  2. Se esfuerzan por sacar (como mínimo) el 1% positivo que trae consigo todo lo malo que pase. Es decir, todo lo que ocurre conlleva cambios y por tanto, aprendizajes. A veces pensar en algo positivo es un esfuerzo tremendo, pero es necesario ya que ésto permite empezar a desarrollar el pensamiento positivo tan oculto en momentos difíciles de la vida.possible-2499888_1920
  3. Perdonan (o dejan ir). El acto de perdonar es tan importante por el significado que tiene para nosotros mismos; en realidad nos estamos perdonando a nosotros mismos por la decepción de haber confiado, querido o necesitado a esa persona que nos traicionó. Así que agradece el aprendizaje que te has otorgado, es lo único que puedes hacer.
  4. Hacen (casi) todos los días algo que les gusta hacer. Aunque sea tomarse el café del bar de la esquina porque les encanta la espuma de la leche o cantar como si no tuvieran vecinos esa canción folclórica que tanto le sube el ánimo. No es tan importante lo que sea que te guste, es importante que lo hagas.children-1822662_1920
  5. Experimentan. Se cuidan, prefieren viajar a comprar cosas materiales, conocer nuevos sitios, aprender cosas nuevas, hablar con gente diferente que normalmente hablan. Ésto hace que tus esquemas mentales se refuercen con experiencias que hasta ahora no habías podido darte. En definitiva aprender es la manera más fácil de desarrollar todo tu potencial.person-864804_1920

Proyecto Autodescubrimiento

Cómo consigue un país como Islandia, que sus jóvenes de 15 y 16 años, reduzcan el consumo de alcohol de un 42% al 5% en 18 años? Y los fumadores pasen de ser el 23% de sus jóvenes a sólo el 3%?

Hace 20 años, cuenta Gudberg, los adolescentes islandeses eran de los más bebedores de Europa. Tanto era así que un viernes por la noche, no podías caminar por las calles del centro de Reikiavik (capital de Islandia) porque no te sentías seguro, cuentan Gudberg Jónsson y Harvey Milkman, psicólogos encargados de llevar a cabo el proyecto.

Actualmente, Islandia ocupa el primer puesto en la clasificación europea en cuanto a adolescentes con un estilo de vida saludable.

El porcentaje de chicos de entre 15 y 16 años que habían cogido una borrachera el mes anterior se desplomó del 42% en 1998 al 5% en 2016. El porcentaje de los que habían consumido cannabis alguna vez ha pasado del 17 al 7%, y el de fumadores diarios de cigarrillos ha caído del 23% a tan solo el 3%.

Cómo lo han conseguido?

Continuar leyendo «Proyecto Autodescubrimiento»

Los 6 reinos

«Según la mitología budista se habla de que coexisten seis reinos o mundos. Son seis reinos de existencia que corresponden respectivamente a los dioses, semidioses, los humanos, los habitantes de los infiernos, los animales y los espíritus hambrientos. Cada uno de ellos resulta de una de las seis principales emociones negativas: orgullo, envidia, deseo, ignorancia, codicia e ira.

En nuestra sociedad esta mitología nos suena fantasiosa, desconectada de nuestra realidad, pero, ¿cómo podemos comprobar la no existencia de estos mundos? Estos mundos son metafóricos para entender cómo nuestras emociones negativas crean reinos enteros alrededor de nosotros y definan el estilo, la forma, el sabor y el contexto de nuestra vida en estos reinos […]. Y existen también en nuestro interior las distintas semillas de cada reino, siempre dispuestas a germinar y a crecer según lo que influya en ellas el modo en que decidamos vivir.

Por otra parte, otra visión occidental que tenemos de entender estos mundos es verlos como estados mentales donde ciertas emociones son extremas o dominantes. Son como estados psicológicos «somos lo que pensamos» y así construimos el mundo.

Los 6 reinos: estados mentales

Las características de cada uno de los seis reinos de existencia son éstas: El mundo de los dioses, “Deva”: son bellos, gozan de larga vida y son ricos en felicidad permanente y por ello hay una absoluto desconocimiento del sufrimiento, se dejan llevar por la pereza, este mundo se caracteriza por ser un mundo ocioso y anestesiado del dolor, donde todo es perfecto y se dedican a “surfear”, divertirse. Los maestros plantean esta forma de vivir como una forma de adormecer el cerebro y el alma, ya que vivir así no requiere ningún esfuerzo y al no haber conciencia del dolor ni del sufrimiento no hay necesidad de evolución.

Después encontramos el segundo mundo, el de los “Asura”. Los semidioses. Éstos están ciegos por la envidia, dominados por el orgullo y la codicia, y no admiten la superioridad de los Deba (los dioses). Por ello siempre están preparados para combatir, para poder obtener un mejor lugar o la satisfacción de sus deseos. Se les representa con rasgos de combatientes armados con arco y flecha, a veces con el cuerpo ensangrentado e incluso mutilado. La simbología de este mundo violento es la del combate por la satisfacción de los deseos. De hecho en sus propios reinos se disputan los territorios y luchan y pelean entre ellos continuamente a causa de sus desacuerdos. Este reino está impregnado también de sufrimiento.

El tercer mundo es el nuestro, el de los humanos. Los humanos no entienden nada de lo que pasa ni tampoco el sentido de la vida, del samsara ni del karma, razón por la que siempre están intentando a conseguir algo y, por supuesto siempre en el exterior de ellos mismos. Los humanos están fascinados por los millones de reflejos del mundo de Mara y pasan el tiempo corriendo tras ellos y vagabundeando. Pero aun así, los maestros consideran que es la vida humana la más valiosa que las demás. Por el hecho de tener conciencia e inteligencia y a diferencia del mundo de los dioses, el sufrimiento es el detonador de una búsqueda de transformación espiritual: gracias a ello y a nuestro deseo de aliviar nuestro sufrimiento, que podemos desarrollar todo nuestro potencial, ahora oscurecido.

Para ello tenemos que conocer cómo es nuestra mente, familiarizarnos con ella, para darnos cuenta de que no es permanente ni independiente, que no tiene existencia intrínseca. Somos responsables del estado de nuestra mente y por ello, podemos cambiar.

En los otros tres reinos siguientes los nacimientos son más dolorosos. Son los reinos inferiores. En primer lugar, está el infierno que encierra a los seres que cometen actos verdaderamente nocivos para la humanidad. La causa de nacer allí son las acciones hechas con odio y su renacimiento es uno de los peores. Se dice incluso que nunca saldrán de ese infierno.

Después están los animales, el mundo de los animales: dominados por la sexualidad o por la ignorancia y reducidos a sus instintos primarios.

Y por último están los Espíritus Hambrientos o también llamados Pretas, se describen como criaturas parecidas a los humanos, con largas gargantas que son tan estrechas y están tan en carne viva que el tragar produce un dolor insoportable. Sus grandes vientres distendidos son incapaces de digerir ningún tipo de alimento y los intentos de gratificarse sólo producen un hambre más intensa. Los Espíritus Hambrientos no pueden disfrutar de las experiencias de la vida cotidiana. Son seres que están privados del disfrute material y físico, siempre están buscando comida, con esas bocas tan pequeñas, del tamaño del ojo de una aguja, y por ello, condenados a no poder engullir nada sólido. Su esófago está totalmente contraído, y a pesar de ello siempre tienen apetito, por ello siempre están frustrados e insatisfechos. Arden de hambre hasta tal punto que en las imágenes se les ve escupir fuego: su interior está en llamas. Sin embargo, los pretas generalmente son considerados como seres dignos de compasión. Así, en algunos monasterios budistas, los monjes les dejan comida, dinero o flores antes de las comidas».

Texto extraído de Espíritus Hambrientos en una sociedad voraz. Un enfoque gestático de los desórdenes alimentarios.Mariona Ribas. AETG 2014.

Estos reinos coexisten dentro de nosotros, crean realidades, son emociones que conforman y determinan nuestra personalidad y con ello nuestra visión del mundo. Qué emoción alimentas más? Cuál de estos 6 reinos se hace más poderoso en tu interior?

Y recuerda que gracias a nuestro deseo de aliviar nuestro sufrimiento, podemos desarrollar todo nuestro potencial.